Almas logo



Miércoles de ceniza, ábrete a la misericordia




Almas Esperanza Razonable

Empieza la Cuaresma y con ella días para experimentar la misericordia de Dios con nosotros. Dios que no se cansa nunca de llamarte; una vez más sale a tu encuentro y no puedes desaprovechar esta oportunidad. No puede ser esta una Cuaresma más, piensa ¿cómo puedo abrirme a la misericordia divina y a su Salvación?

Una buena confesión puede ser lo que necesitas, hacer de hijo pródigo y pedir perdón de aquello que has conservado en secreto y te avergüenza. Las culpas que te hacen pensar que no eres digno del Amor de Dios y aunque no lo creas, lo eres.

Para curarte tienes que ir al médico Divino que te aliviará de todas las heridas que te han producido estos secretos ocultos, que te enferman y matan. Si te cuesta trabajo, animarte a hacerlo, piensa en el infinito Amor de Dios que fue capaz de entregar a su hijo único para salvarte, para no perderte y que volvieras junto a Él. No tengas miedo y reconócete necesitado de misericordia y salvación.

Tu Padre Dios, te busca quiere encontrarte ten en esta Cuaresma un encuentro pleno con Él, para que te salve de tus apariencias y te transforme. Prepara una buena confesión, acércate al sacramento con deseos de mejorar tu relación con Padre Celestial, pues es esta la relación más importante de tu vida.

• Lee el Evangelio y las lecturas correspondientes a la liturgia de ese día y anota 3 ideas que te llamen la atención y que tengan relación con tu vida. Durante el día trae a tu mente alguna de esas ideas.

• Haz un examen de consciencia profundo, pidiendo a Dios un sincero dolor de tus pecados y un decidido propósito de enmienda, seguido de una muy buena confesión.

• Reflexiona sobre tu defecto dominante y concreta una pequeña acción para contrarrestarlo.

• Pide a Dios luces para ver que puedes hacer por los demás y hazlo. Una pequeña acción diaria para ayudar a alguien que te necesita es una de las mejores formas para vivir la Cuaresma.

• Medita todos los días algunos minutos sobre Jesús y su preparación para su Pasión y Muerte, y piensa como puedes acompañarlo con aquello que haces todos los días.

• Enséñale a alguien, el verdadero significado de la Cuaresma.


Esperamos que, alguno de los anteriores consejos, te sirva para vivir de una manera más intensa la Cuaresma pues como decía Benedicto XVI, en la Audiencia General del miércoles de ceniza del 2012:

“…en estos cuarenta días que nos conducirán a la Pascua de Resurrección podemos encontrar nuevo valor para aceptar con paciencia y con fe todas las situaciones de dificultad, de aflicción y de prueba, conscientes de que el Señor hará surgir de las tinieblas el nuevo día. Y si permanecemos fieles a Jesús, siguiéndolo por el camino de la cruz, se nos dará de nuevo el claro mundo de Dios, el mundo de la luz, de la verdad y de la alegría: será el alba nueva creada por Dios mismo.”

Pasarás por la dificultad y la prueba, pero no debes perder el Norte, durante estos cuarenta días, ten muy claro y no olvides que sigues a Jesús, con la esperanza de llegar a la luz, la verdad y la alegría; a través de un camino de conversión personalísimo que solo conocen tú y Dios.




Boletín


Suscríbete a nuestro boletín y recibe noticias y artículos de interés.

Le invitamos a leer nuestros avisos de privacidad.





Todos los derechos reservados ® 2016
Avisos de privacidad