Almas logo



Recréate en y para la Fraternidad



Por: Marcela Cuevas V.

« ¿Sabías que tu cerebro está diseñado para conectar con los demás? »

¡Vacúnate contra el miedo!

La experiencia de la fraternidad humana se facilita con lo que los especialistas llaman el cerebro social. Las investigaciones indican que biológicamente estamos equipados por este órgano social que crea las condiciones neuronales necesarias para poder relacionarnos, ya que está diseñado para recibir señales del entorno social que influyen en nuestro mundo interior. De esta forma nos influimos unos a otros y podemos mantener una relación con nosotros mismos y con los demás, tomando en cuenta sus sentimientos y sus emociones.

Esta experiencia de fraternidad se ve reflejada en el Evangelio de San Juan cuando, al relatar las bodas de Caná, menciona que «Jesús también fue invitado con sus discípulos» (Juan 2, 2). Incluso el Papa Francisco lo resalta al decir «Aquellos a los que Jesús llamó a seguirlo los vinculó a Él en una comunidad y ahora, como una única familia, están todos invitados a la boda». Era tan fuerte el vínculo que tenía con ellos que no sólo lo invitan a Él, sino a todos sus hermanos. No era una relación solidaria, sino de hermandad y fraternidad.

Jesús es modelo de esa fraternidad humana, que implica tener un cerebro integrado en el que la zona racional, emocional y reactivo-automática están unidas, coordinadas y equilibradas para poder tomar mejores decisiones, tener un buen manejo del cuerpo y de las emociones, mayor comprensión personal, relaciones más sólidas y frutos en la vocación.

Para desarrollar aptitudes mentales que nos lleven a hacer comunidades fraternas, necesitamos crear experiencias nuevas que, gracias a la neuroplasticidad o maleabilidad del cerebro, nos permitan activar nuevas conexiones neuronales en nuestro sistema de compromiso social encargado de los circuitos que nos conectan con los demás, para sentirnos seguros, visibles y receptivos a la unión con los demás sin perder nuestra identidad individual, ya que para formar parte de un nosotros que funcione bien, necesitamos seguir siendo un yo individual.

Dios, nos ha provisto de todo lo necesario en cada dimensión que nos conforma para vivir la experiencia de la fraternidad humana; esto nos compromete a esforzarnos y proponernos enfocar nuestra atención en realizar acciones nuevas que nos lleven a tener nuevas experiencias de alteridad y, por consiguiente, a recrear a cada momento una identidad sana a partir de una verdadera y sana relación con los demás.

Acciones que podemos realizar para desarrollar el cerebro y gozar de relaciones fraternas:
• Busca experiencias que te ayuden a disfrutar de la compañía del otro.
• Mira a través de los ojos de la otra persona, observando lo que siente y cuestionándote el porqué de sus reacciones.
• Observa lo que comunican las señales no verbales de la otra persona, escucha lo que no se dice.
• Lleva a cabo actos de amor que demuestren tu interés por el sentir de la otra persona y por encontrar la manera de reparar la ruptura en la relación.

«La existencia de cada uno de nosotros está ligada a la de los demás: la vida no es tiempo que pasa, sino tiempo de encuentro».
(Francisco, 2020)

Trabajos citados:

- El Libro Del Pueblo De Dios. La Biblia. (1990). Obtenido de La Santa Sede:
http://www.vatican.va/archive/ESL0506/_INDEX.HTM#fonte

- Francisco, S. P. (8 de junio de 2016). Audiencia General. Obtenido de La Santa Sede:
http://www.vatican.va/content/francesco/es/
audiences/2016/documents/
papa-francesco_20160608_udienza-generale.html


- Francisco, S. P. (3 de Octubre de 2020). Carta Encíclica Fratelli Tutti sobre la fraternidad y la amistad social. Obtenido de La Santa Sede:
http://www.vatican.va/content/francesco
/es/encyclicals/documents/
papa-francesco_20201003_enciclica-fratelli-tutti.html


- Siegel, D., & Payne, T. (2012). El cerebro del niño. Alba.

- Viorst, J. (1990). El precio de la vida. Las pérdidas necesarias para vivir y crecer. Emece Editores.




Boletín


Suscríbete a nuestro boletín y recibe noticias y artículos de interés.

Le invitamos a leer nuestros avisos de privacidad.





Todos los derechos reservados ® 2016
Avisos de privacidad